El truco de Keurig 'Empire Strikes Back' es la punta del iceberg

El truco de Keurig 'Empire Strikes Back' es la punta del iceberg

Keurig ha crecido exponencialmente en los últimos años. La demanda de las máquinas de café de un solo uso y las tazas K que las acompañan de calidad discutible se ha apoderado del mercado, y Keurig quiere asegurarse de que no se pierda.

Una de las formas en que la empresa ha elegido protegerse es a través de DRM (Digital Rights Management). Después de que expiró la patente de Keurig sobre la taza k, las marcas comerciales comenzaron a rebajar los precios (a menudo ridículamente altos) de las cápsulas de una sola porción. Cuando Keurig anunció su última máquina, también dejó en claro que las marcas no comerciales no eran bienvenidas y que sus cápsulas eran las únicas que funcionarían con las máquinas.

Pero nunca debes subestimar a un fanático del café privado de cafeína. Armado con nada más que un par de tijeras, algo de cinta y la banda sonora perfecta, un bebedor de café ingenioso encontró una solución física para el DRM.

Todo lo que se necesita es cortar la etiqueta de identificación de la parte superior de una cápsula oficial desechada y pegarla dentro de la máquina. El escáner lo lee, lo registra como el verdadero y procede a servirte una taza que sabe aún más dulce porque luchaste contra El Hombre. Y ganaste.

Sin embargo, este no es el único truco de Keurig. La guerra contra la DRM de Keurig ha continuado desde su anuncio, y los amantes del café emprendedores hacen todo lo posible para evitar que se les excluya de ese delicioso néctar marrón.

TechnologyGuy publicó una guía en Instructables.com que utiliza una técnica similar en los trucos de Keurig, solo que está dirigida a aquellos que prefieren usar las tazas de bricolaje.

Con un cuchillo x-acto, sugiere, corte debajo del borde de una copa K oficial. Lije los bordes y corte la parte del medio para que solo tenga el anillo y una parte de la etiqueta. Use un poco de epoxi para sujetar permanentemente el anillo a su taza recargable y podrá tomar el café de su elección en cualquier momento.

Un YouTuber logró desbloquear el menú completo de opciones en la máquina Keurig 2.0, lo que hizo posible servir cualquier tamaño de taza, incluso más allá del límite de k-cup de 10 onzas. También da acceso a una función de 'favoritos' y una variedad de otras configuraciones a las que normalmente no se puede acceder.

Todo lo que se necesita es colocar un pequeño imán debajo del capó, lo que engaña a la máquina para que piense que el imán de fábrica se ha movido, una acción que ocurre cuando hay una taza de garrafa en la máquina.

El truco del menú completo es posible incluso si no tiene un imán disponible. Tendrá que quitar toda la carcasa para tazas de la máquina Keurig, sacar un tornillo y jugar con el pestillo y el mecanismo de resorte se ajusta a diferentes tamaños de taza.

Estos trucos son excelentes soluciones rápidas para obtener la funcionalidad completa de su máquina Keurig, pero los usuarios no son los únicos que se proponen vencer a DRM. Los creadores de las copas de la competencia son ya agrietado Sistema de Keurig. Para cuando Keurig suspenda oficialmente los modelos anteriores de su máquina que elaboraban sin discriminación, la Keurig 2.0 será una plataforma igualmente abierta. Aunque, a manos del ingenio de los piratas informáticos.

Foto vía m01229 / Flickr (CC BY 2.0)