La expiación de un troll de extrema derecha

La expiación de un troll de extrema derecha

El 12 de agosto de 2017, cientos de nacionalistas blancos llegaron a Charlottesville, Virginia, armados con antorchas tiki y el lema 'No nos reemplazarás' resonando ruidosamente por las aterrorizadas calles de la ciudad universitaria. Un cartel de su manifestación Unite the Right mostraba una letanía de racistas prominentes que harían apariciones en el lugar.

Debajo de los neonazis Richard Spencer , un ex empleado de BuzzFeed llamado Anthime Gionet ocupó la segunda facturación. Fue un evento destinado a unificar todas las facetas de los radicalizados y los llamados “ todo ' derecho.

Dos años después, el joven de 31 años es un troll de extrema derecha en recuperación. Gionet, conocido en línea como 'Alaska al horno', fue invitado a la Convención Nacional Republicana de 2016 a través de su empleador en ese momento, Breitbart, y transmitió con orgullo en vivo directamente desde las calles de Charlottesville, donde se refirió a los contramanifestantes como los verdaderos racistas.

Hoy en uno de sus videos recientes de YouTube , Gionet relata cómo 'dejó el alt-right' y le dice al Daily Dot que su política ha cambiado.

“Me lavaron el cerebro, me sentí como parte de una secta”, dice Gionet. Hace estas afirmaciones en su respuesta en video al tiroteo en la mezquita de Nueva Zelanda y vincula directamente las acciones del tirador con la radicalización que experimentó a través de la derecha alternativa. Gionet dice que no quiere estar asociado con un movimiento capaz de actos de violencia tan grotescos.

Si su pivote público es sincero es otro asunto. La personalidad en línea conocida por sus canciones de rap atrevidas y sus travesuras transmitidas en vivo. PienseBurroel líder Johnny Knoxville con menos encanto y más racismo, no es simplemente alejarse; está tratando de advertir a los demás. Es, al menos en parte, una reacción a las sanciones de Internet. Y mientras algunos de sus antiguos cohortes neonazis pasaron a la clandestinidad a espacios seguros para la radicalización como 8chan y Dio , está tratando de ganar corazones y mentes en la esfera pública.

Atrás quedaron los días de las corrientes de Periscope, donde su audiencia se vio reforzada por su casi 200.000 Twitter seguidores. Los últimos tres videos de YouTube de Gionet tienen un promedio de 16,000 visitas cada uno, y todavía usa su infame alias.

En un mar de personalidades de extrema derecha que han sido 'desplazadas' o expulsados ​​de las principales redes sociales (en el caso de Gionet, Twitch y Twitter), él no es el único que lucha por mantenerse relevante. Pero no está claro hasta qué punto estas prohibiciones están realmente frenando el discurso de odio.

Gionet, como la mayoría de sus contemporáneos, no desapareció simplemente.

En el período previo y posterior a las elecciones presidenciales de 2016, aspirantes a influencers como Gionet encontraron su camino a la fama a través de operaciones a pequeña escala. Amarrarían un iPhone a un monopié, caminarían alrededor de eventos políticos y llamarían a eso periodismo. En un momento en que la confianza del público en la prensa era baja, sus comentarios descarados tocaron la fibra sensible de las personas que se sentían frecuentemente privadas de sus derechos por parte de los medios de comunicación.

Se quejaba de los actos corporativos de inclusión en Starbucks. Se quejaba del 'genocidio blanco' en reacción a la serie especial extraescolar de Netflix.Querida gente blanca. Haría comentarios antisemitas y sería expulsado de los principales juerguistas republicanos. Asistió a otro mitin de extrema derecha celebrado en el Lincoln Memorial. Esto lo convirtió en un agente del caos y el cambio, y las peroratas de Gionet se convirtieron en hashtags nacionales de moda.

Durante la manifestación Unite the Right, Gionet sufrió un altercado. Circulaban rumores de que se había maquillado a sí mismo como un acto para demostrar los violentos ataques que supuestamente la “izquierda” estaba dispuesta a cometer. Estas afirmaciones nunca se confirmaron y tampoco se descubrió la identidad de la persona que lo mató. 'Sigue transmitiendo', dice Gionet mientras está a cuatro patas en un video del incidente, con la cara cubierta de leche para neutralizar la quemadura.

Alaska horneada

La apogeo de estos oportunistas ya ha ido y venido. Unos meses después de la manifestación de Charlottesville, en noviembre de 2017, Gionet fue prohibido en Twitter en una importante actualización de la política de la empresa. Spencer, el líder neonazi, tuvo su verificación en Twitter eliminada la misma semana . La plataforma principal de Gionet, Periscope, la función de transmisión en vivo de Twitter, ya no estaba disponible para él.

Gionet no fue la última personalidad de extrema derecha en enfrentarse a la expulsión de una plataforma después de múltiples quejas en su contra. Pero una táctica fundamental en el arsenal del provocador de la derecha radical es participar en actividades que los sacarían de una plataforma específica y luego afirmar que ser eliminados de esa plataforma fue una violación de sus derechos de la Primera Enmienda. Despertaría la indignación entre sus fans. Enjuague y repita.

Estas voces se han vuelto menos ruidosas desde la continua represión.

'La extrema derecha ha aprendido a explotar la degradación de las plataformas para convencer a sus seguidores de que no es posible que se reincorporen a la sociedad en general'.

En julio de 2016, el experto de extrema derecha Milo Yiannopoulos fue vetado permanentemente de Twitter después de coordinar una campaña de acoso dirigida contra la actriz Leslie Jones. La diatriba de Yiannopoulos contra Jones comenzó en respuesta a la protagonista femeninaCazafantasmasRemake de 2016. Después de los comentarios hechos sobre la pedofilia, Yiannopoulos editorial de extrema derecha izquierda Breitbart vergonzosamente y canceló su contrato con el libro. En los últimos meses, se le cancelaron varias paradas de la gira, lo que lo dejó aún más endeudado. (Divulgación: Milo Yiannopoulous fue el fundador de Kernel, una publicación que el Daily Dot adquirió en enero de 2014).

Alaska horneada

Después de años de seguir la línea, la animadora de la conspiración Alex Jones fue expulsada de Twitter en Agosto de 2018 , y así fue su canal de YouTube InfoWars. Laura Loomer la recibió Prohibición de Twitter después de abrazar las falsedades antimusulmanas en torno a la representante Ilhan Omar (D-Minn.) en noviembre de 2018. Trump Stan Jacob Wohl fue suspendido de Twitter después de que se descubrió que había creó varias cuentas falsas a circular conspiraciones en febrero de 2019.

Wohl y Loomer colaboraron en la Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC) en National Harbor, Maryland, este año para albergar lo que terminó siendo el evento más burlado de la conferencia. Se puede escuchar a los reporteros y otros asistentes cacareando en las imágenes del evento: una conferencia de prensa dentro del Hotel Gaylord, donde Loomer y Wohl hicieron acusaciones de que Omar se casó con su hermano para que él pudiera quedarse en el país.

Fue una maniobra desesperada, islamófoba y patética. Los periodistas fueron criticados en los círculos de los medios por prestarles atención, pero al arrojar luz sobre estas cucarachas dispersas, el público vio cuán incompetentes, infructuosos y poco geniales son realmente los prominentes parlantes de la derecha alternativa. Es un destino del que huye Gionet.

Gionet ha tenido una trayectoria profesional extraña.

Obtuvo su apodo en línea porque es de Alaska y a menudo fumaba marihuana. El fundador de Warped Tour, Kevin Lyman, le dio el nombre, cuando Gionet era becario de marketing. alrededor de 2010 . ('Alaska horneada' es también un postre rico con merengue cubierto de helado y pastel. En estos días, una búsqueda en Google de 'Alaska horneada' arrojará más de 50 filas de resultados de imágenes de la comida antes de mostrar una imagen de Gionet .)

Le dijo a Business Insider que hizo una pasantía para dos sellos discográficos, Warner y Capitol, y aprovechó su apodo para convertirlo en una especie de rapero sureño al estilo de Riff Raff. Fue su primera obra de teatro para el estrellato en Internet. Cuando eso no funcionó, tomó un concierto en las redes sociales con BuzzFeed.

La personalidad de Internet comenzó a ganar protagonismo por su humor viral. Se convirtió en gerente de una gira de libros de Yiannopoulos. Trabajó con su compañero teórico de la conspiración marginal Mike Cernovich, pero los dos tuvieron una pelea por Gionet tweets antisemitas .

En su tiempo libre, escribió un libro sobre el alt-right, que fue rápidamente eliminado de las tiendas ya que presentaba un personaje con derechos de autor: Pepe el Sapo —Prominentemente en su portada.

LEE MAS:

Tras nuevas prohibiciones y suspensiones de sitios donde podría obtener ingresos como Patreon, PayPal y GoFundMe, Gionet parece estar al final de su cuerda. En este punto, un Cuenta de TikTok es casi todo lo que le queda. Ha utilizado la popular aplicación de sincronización de labios para parodiar el ' Dar o fallar 'Tendencia y se compara conFortnite  caracteres mientras toca canciones de R. Kelly.

tiktok de alaska al horno

El contenido más reciente de Gionet lo presenta denunciando públicamente a la derecha alternativa y haciendo videos musicales que se alinean con la 'Yang Gang', el colectivo en línea que apoya al candidato presidencial demócrata de 2020. Andrew Yang . Ya no pregona a Trump en línea.

Cuando el Daily Dot cuestionó si el contenido de Gionet podría eliminarse de TikTok si se aventuraba en el ámbito de su antigua ideología de la derecha alternativa, un portavoz de TikTok enfatizó las pautas de la comunidad y los términos de servicio de la empresa. TikTok nos señaló específicamente hacia el lenguaje de 'discriminación o discurso de odio', lo que muestra que cierto contenido también podría hacer que Gionet arrancara de TikTok si volvía a sus viejas ideologías.

Su contenido de TikTok no es tan popular como el viejo. Uno de sus videos más vistos sigue siendo su “MAGA Anthem” de 2016, una canción de rap que Gionet hizo en apoyo de Trump y la construcción del muro fronterizo entre Estados Unidos y México. Gionet saltó a la fama gracias a videos como este, y está tratando de recuperar la energía con contenido que denuncia a la derecha alternativa y que podría atraer a una nueva audiencia. Casi siempre está fallando.

Cuando se le preguntó sobre la reacción de sus antiguos seguidores a su nueva personalidad pública, Gionet le dice a Dot: 'Creo que los comentarios de YouTube de mis antiguos fans responden a esto con bastante claridad. Continúe y desplácese por la sección de comentarios de mis últimos videos y lo verá todo allí '.

Los comentarios de los videos recientes de Gionet están plagados de insultos implacables. 'Alaska horneada' Lo que sea popular ', dice uno. 'Antifa, ustedes pueden tener este', dice otro, haciendo referencia a la movimiento de izquierda .

'Haré lo que pueda para contar mi historia y tratar de educar a los niños para que no se involucren en el extremismo'.

Otros comentaristas lo utilizan como una oportunidad para denunciar directamente el oportunismo de Gionet. 'Horneado orando a Dios por esa dulce entrevista de CNN sobre cómo superó la supremacía blanca para volver a ser algo relevante', dice uno. 'Lmao Baked está volviendo a su programación BuzzFeed', escribe otro.

En 2019, Gionet dice que públicamente `` dejó la extrema derecha '' y, tal como está, está denunciando el extremismo y la retórica incendiaria, especialmente la ideologías de derecha radical que influyó en el pistolero que mató a 49 personas en una mezquita de Nueva Zelanda en marzo.

Dice que se define a sí mismo por lo que no es. Dice que no es demócrata ni republicano. Pero su política sigue siendo turbia.

Gionet una vez emitido él mismo, sin saberlo, coqueteando con una niña de 13 años y diciendo la frase 'Agarrala por el coño' frente a ella. En su video 'MAGA Anthem', Alaska muestra explícitamente el Gesto con la mano 'OK' que ha sido cooptado por supremacistas blancos en los últimos años. En uno de sus últimos vidéos Sin embargo, Alaska dice que el tirador de Nueva Zelanda, que mostró el mismo símbolo en la corte, es producto de la radicalización de la extrema derecha.

Alaska horneada

En lo que respecta al discurso del odio, los gigantes tecnológicos todavía están descubriendo la mejor manera de contraatacar. Servicios como Patreon y Facebook han prohibido a las personas que defienden el racismo. Incluso Uber una vez justificó que Gionet fuera expulsado de su servicio de transporte compartido debido a sus comentarios racistas. Pero a juzgar por la persistencia de otras personalidades en línea que se han mantenido alineadas con la derecha alternativa, simplemente eliminarlas de las plataformas principales no es suficiente.

“Yo diría que el desmontaje es una mala estrategia. Por un lado, es contraproducente. Estos tipos prosperan con las narrativas de persecución ”, dice Ben Burgis, autor del libro.Darles un argumento: lógica para la izquierda. Con respecto a la 'eliminación de plataformas empresarial', en la que se excluye a las personas de una red social, Burgis dice que esta táctica 'podría fácilmente estar dirigida a los alborotadores de la izquierda que defienden las campañas de sindicalización o las políticas socialdemócratas que son malas para los resultados de estas corporaciones'.

David Neiwert, autor deAlt-America: El ascenso de la derecha radical en la era de Trumptiene una perspectiva diferente sobre el asunto. “Al final, el desmontaje funciona. El objetivo de la demolición no es castigar a los malos actores negándoles una voz, porque ninguna de estas plataformas le debe una voz a nadie y, como empresas, tienen derecho a decidir si quieren proporcionar espacios para las personas que destruir activamente el mercado de ideas mientras se esconde detrás del escudo que les proporciona.

“Milo Yiannopoulos es un buen ejemplo de esto; ahora puede reclamar el martirio a la manera de Gionet, pero es para una pequeña audiencia. Se ha vuelto irrelevante '.

Gionet tampoco cree que expulsar a personas con opiniones radicales desde las redes sociales sea una solución eficaz.

'No creo que el enfoque de la desplantación funcione porque la extrema derecha ha aprendido a explotar la plataforma para convencer a sus seguidores de que no es posible que se reincorporen a la sociedad en general', dice. Su teoría es que si una figura está prohibida en las plataformas por ser demasiado real o peligrosa para los principales medios de comunicación, la audiencia aún la sigue.

Pero, al menos en su caso, eso no parece haber sucedido. Es por eso que su sinceridad cuando se trata de su activismo anti-alt-right permanece en duda.

'En el futuro, planeo establecer una organización sin fines de lucro llamada XALT, que proviene de ser ex-alt right y también del término exaltar que significa elevar a las personas y restaurar su reputación', dice Gionet. “Haré lo que pueda para contar mi historia y tratar de educar a los niños para que no se involucren en el extremismo en ambos lados. Es increíblemente fácil comenzar a ver videos de YouTube algo normales y el algoritmo puede llevarte a contenido más radical sin que te des cuenta '.

De hecho, siguen existiendo problemas con el algoritmo de YouTube en marcha .

Gionet está intentando escapar de la irrelevancia a través de la nueva marca de contenido que está creando para sus 28.000 suscriptores restantes de YouTube. Después de hablar con él durante el reportaje de esta historia, no estoy seguro de cuánto le importa otra cosa que no sea rehabilitar su marca, aunque siento que el remordimiento proviene de Charlottesville y continúa por Nueva Zelanda.

Sea lo que sea que crea, es diciendo las cosas correctas públicamente para marcar la diferencia. Pero es difícil imaginar que él o cualquier otra personalidad de la derecha alternativa estaría haciendo tal esfuerzo si sus canales de distribución no se les hubieran quitado.

LEE MAS:

  • Los vloggers de conspiración de extrema derecha tienen un nuevo hogar
  • Supremacista blanco es interrumpido durante transmisión en vivo por su padre enojado
  • El manual de capacitación de Facebook filtrado dice que el nacionalismo blanco recibe un pase