Maldecir a un niño explica exasperadamente los encierros a su mamá

Maldecir a un niño explica exasperadamente los encierros a su mamá

Un niño que maldice y quiere que todos se queden adentro durante la pandemia está circulando en Twitter y, como era de esperar, la gente está dividida al respecto.

El video fue compartido por el actor y comediante Joel McHale, quien dice que no sabe dónde se originó, pero lo considera 'una obra maestra'.

Ocultar video destacado

'Este niño es mi héroe', escribe. 'Disfruta de la deliciosa blasfemia'.

Lo que sigue es un video corto de una mujer diciéndole a su pequeño hijo que pueden sentarse afuera en el porche el próximo fin de semana porque el clima será agradable.

'No, el encierro', le dice. “Un encierro es cuando te quedas el p-k adentro, no el f-k afuera. ¿Sabes qué es un encierro? '

El niño niega con la cabeza con frustración, incluso mientras mamá continúa diciéndole que salir está bien.

'¿Así que planeas quedarte en la casa hasta junio?' pregunta mamá, recordándonos que el tiempo no tiene significado y que esto podría haberse registrado en marzo o podría estar refiriéndose a cómo probablemente todos estaremos en casa el próximo verano.

“¡El maldito encierro! Tienes que quedarte como la puta dentro, no como la puta fuera. ¿Qué diablos? ¿Escuchas las noticias? ¡Un encierro! ' chilla. 'No es la mierda ir a fiestas y al casino'.

Su fraseo repetitivo sugiere que ha recogido estos sentimientos de alguien en su casa, y mamá le estaba incitando a repetirlos para poder grabarlos en una película, pero su convicción es suficiente para venderlo de cualquier manera.

Mientras McHale elogiaba al niño por su 'deliciosa blasfemia', otros en Internet se apresuraron a agarrar sus perlas al ver a un niño maldiciendo frente a su madre.

Otros se tomaron el tiempo para debatir Validez de enseñar a sus hijos a maldecir y cuando es apropiado, en lugar de simplemente tomar una tolerancia cero a todo el asunto, pero la mayoría simplemente tomó el video y el valor nominal y lo disfrutó muchísimo.

Ese último comentario puede tener razón.